bookcoverimage

https://www.createspace.com/5076855

Authored by Pedro Montoya Guzman

El término el misterio de iniquidad es una expresión ‎acuñada por el apóstol Pablo, y aparece una única vez en la segunda epístola que ‎escribió a la recién fundada comunidad de fe en Tesalónica. Sin embargo, pese a ‎ello, el tema fue parte del consejo de Dios que el apóstol dispersó por todas las ‎regiones visitadas a partir de su segundo viaje apostólico. Por lo visto, el tema fue ‎iniciado a partir de su llegada a la región de Macedonia.‎ ‎ ‎
Tesalónica revistió de características especiales, fue el lugar donde el ‎apóstol ingresó a nuevas revelaciones, principalmente, de descubrimiento de ‎fuerzas de las tinieblas apostadas en regiones específicas, regiones identificadas ‎por el apóstol como regiones inicuas.‎
El tema aparece unido, al menos por lo que se presenta en el texto, al ‎asunto del retorno de Jesús, acerca del movimiento de la apostasía de Israel, y ‎acerca de la persecución a la que están sujetas todas las comunidades de fe que el ‎apóstol ha fundado. Sin embargo, el tema forma parte, también, de la visión que ‎recibió de parte de Dios, de visitar la región de Macedonia por la necesidad ‎espiritual que entre ellos existía, de conocer acerca del Evangelio del Reino.‎ ‎ El ‎misterio de iniquidad surge dentro de este contexto.‎
Pablo está en el desarrollo de su segundo viaje apostólico, y el único ‎antecedente que él trae como motivación es afirmar a las comunidades judeo-‎helénicas visitadas en su primer viaje, para entregarles los acuerdos alcanzados en ‎el concilio de Jerusalem.‎ ‎ Y aunque quiso extenderse a las regiones del norte, no ‎es sino, hasta que recibe la visión de pasar a Macedonia que su motivación y ‎enseñanza toman un giro diferente, de allí que los temas que trata en su epístola ‎son resultado directo de esta visión divina. ‎
Por otra parte, las epístolas a los Tesalonicenses son de sus primeras ‎producciones literarias, y surgen por la necesidad de mantener en ellos las ‎enseñanzas de fe que impartió durante el poco tiempo que estuvo entre ellos. El ‎apóstol reconoce que entre estas comunidades existe una agenda satánica que ‎reclama las regiones habitadas por ellos. En una de sus epístolas a los ‎Tesalonicenses les admite que intentó regresar más de una vez, pero Satanás lo ‎embarazó, y le impidió regresar.‎ ‎ ‎
‎¿Qué fue lo que Pablo vio en Macedonia que no había visto en otras ‎regiones? Una de las razones porque quería subir hacia el norte, en Asia Menor, ‎era porque quería primero visitar a las comunidades judías de la región, las más ‎cercanas a Jerusalem, para mostrarles el error que habían cometido con respecto a ‎Jesús, de no haberlo considerado como el Mesías prometido. De alguna manera ‎quería enmendar el error en el que el pueblo había caído, al igual que él, de ‎perseguir a los del camino,‎ ‎ por no haber visto en Jesús a quien ellos esperaban, y ‎quien restauraría el reino de David. Macedonia era una región romana,‎ ‎ y el ‎apóstol no había visto la necesidad de ir a los gentiles todavía.‎
Cuando revisamos la bitácora del viaje que el apóstol siguió tan pronto ‎pisó tierra macedónica, nos damos cuenta que hubo algo que lo expulsó de esa ‎región y no le permitió desarrollar la visión que lo llevó a esa área. El apóstol se ‎da cuenta que no solamente se trata de una oposición natural de los habitantes de ‎no querer aceptar su doctrina -nueva, para ellos- se trata, más, de la oposición ‎de una potestad espiritual estacionada en el área y que reclama territorialidad.‎

Publication Date: Nov 13 2014
ISBN/EAN13: 1503022358 / 9781503022355
Page Count: 208
Binding Type: US Trade Paper
Trim Size: 5.5″ x 8.5″
Language: Spanish; Castilian
Color: Black and White
Related Categories: Religion / Biblical Studies / Exegesis & Hermeneutics