Lecciones de Vida para vivir según la Voluntad del Todopoderoso.

El pecado, pues, está en aquel que sabe hacer lo bueno, y no lo hace. Santiago 4:17

¿Cuán graves pueden ser los pecados por error, por ingenuidad, o aún por omisión; y cuanto pueden afectar el desarrollo de la vida espiritual de un hijo de fe?

Espiritualmente, ignorar no es excusa, ni evita el juicio, o el castigo. Sin embargo, lamentablemente se convierte en derecho legal para que las tinieblas operen en contra la fe de quien busca actuar conforme a la Voluntad del Señor.

Un caso bíblico que nos confirma y ayuda a entender acerca de esta situación, es el caso de los tres años de hambre que el país sufrió durante el reinado de David; hambre que aparentemente no tenía razón de ser, resultó que fue provocada por una acción del rey Saúl, antecesor de David, en contra de los gabaonitas.

Y EN los días de David hubo hambre por tres años consecutivos. Y David consultó a Jehová, y Jehová le dijo: Es por Saúl, y por aquella casa de sangre; porque mató a los Gabaonitas. 2 Samuel 21:1

David y su gente ignoraban la existencia de tal situación, sin embargo les afectó tanto como si ellos mismos la hubieran provocado.

Los pecados por error, por ingenuidad, o por omisión, propios o familiares, pueden ser tan desastrosos como los provocados bajo el conocimiento de las leyes que las prohíben.

Podría creerse que el tema es un tema académico, propio solamente para los eruditos, para los exegetas, o para los maestros de las facultades de teología.

No, no lo es. Es un tema sencillo que aplica a los más neófitos en la Palabra. Procedo a explicárselo.

Cierto día leyendo el texto de Mateo 12 fui confrontado con el siguiente texto,

El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, derrama. Mateo 12:30

Y las veces que lo había leído, había visto en el, El que no es conmigo, a un enemigo abiertamente declarado en contra de Dios. Ese día fui confrontado con el hecho de tal texto se refiere a pecados por error, por ignorancia y/o por omisión.

No es que son conscientes de que están en contra de Dios, es que cometieron errores en ignorancia o por omisión, y no lo saben.

Revisando nuevamente el texto de Mateo 12 nos daremos cuenta de que se enumeran las consecuencias de estar contra Él, y desparramar.

Por tanto os digo: Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres: mas la blasfemia contra el Espíritu no será perdonada a los hombres. 32Y cualquiera que hablare contra el Hijo del hombre, le será perdonado: mas cualquiera que hablare contra el Espíritu Santo, no le será perdonado, ni en este siglo, ni en el venidero… 36Mas yo os digo, que toda palabra ociosa que hablaren los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. 37Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado.

El texto refiere por lo menos cuatro situaciones en las que se pueden incurrir, y no darse cuenta.

  • Blasfemar contra el Espíritu Santo; es decir, atribuirle la actividad al Espíritu Santo cuando en realidad es una actividad demoniaca, o al contrario, identificar participación demoniaca cuando en realidad es obra del Espíritu Santo.
  • Hablar contra el Espíritu Santo, es decir, oponer argumento contrario a lo establecido proféticamente.
  • Hablar ociosamente, es decir, hablar sin sentido, sin propósito, y
  • Ser condenado por lo que uno mismo hable. Uno mismo emite juicio sobre sí mismo.

Le confieso que esto me asustó, porque inmediatamente me pregunté a mi mismo, ¿Cuántas veces habré estado, o aún estoy, en contra de Él, y no he sabido?

¿Qué es lo que nos dice la Palabra sobre cómo trabajar estas situaciones?

Volviendo de nuevo al texto de Mateo 12,

O haced el árbol bueno, y su fruto bueno, o haced el árbol corrompido, y su fruto dañado; porque por el fruto es conocido el árbol. 34Generación de víboras, ¿cómo podéis hablar bien, siendo malos? porque de la abundancia del corazón habla la boca. 35El hombre bueno del buen tesoro del corazón saca buenas cosas: y el hombre malo del mal tesoro saca malas cosas.

El remedio es, primero,

Haced el árbol bueno, porque por el fruto es conocido el árbol.

¿Cómo puede convertirse un árbol en bueno? Sencillo, por el terreno donde está plantado. El árbol es el resultado del terreno. Lo leemos en las Escrituras,

Y será que en aquel tiempo responderé, dice Jehová, yo responderé a los cielos, y ellos responderán a la tierra; 22Y la tierra responderá al trigo, y al vino, y al aceite, y ellos responderán a Jezreel. Oseas 2:21,22

Note el orden, la tierra responde a lo sembrado, a lo sembrado por el hombre.

Una mala producción no es resultado de una mala semilla, ni siquiera de un inadecuado sembrador, es producto de una tierra pobre; por eso ahora entendemos, la regulación de Dios de dejar descansar la tierra,

Entonces la tierra holgará sus sábados todos los días que estuviere asolada, y vosotros en la tierra de vuestros enemigos: la tierra descansará entonces y gozará sus sábados. Levíticos 26:34

Haced el árbol bueno, significa cambiar la tierra que está alimentando al árbol. ¿De dónde nos estamos alimentando espiritualmente?

Y, segundo,

Transformar la naturaleza del corazón: de corazón malo a corazón bueno.

Observemos el resto del texto de Mateo 12,

Generación de víboras, ¿cómo podéis hablar bien, siendo malos? porque de la abundancia del corazón habla la boca. 35El hombre bueno del buen tesoro del corazón saca buenas cosas: y el hombre malo del mal tesoro saca malas cosas.

Revisemos la pregunta,

¿Cómo podéis hablar bien, siendo malos?

Revisemos el establecimiento de verdad,

El hombre malo del mal tesoro saca malas cosas.

Estar plantando en buena tierra no es garantía de cambio, es necesario hacer ajustes adicionales.

Esto nos lleva a revisar las disposiciones en la Ley de Moisés acerca de los errores por yerro,

Y HABLÓ Jehová a Moisés, diciendo: 2Habla a los hijos de Israel, diciendo: Cuando alguna persona pecare por yerro en alguno de los mandamientos de Jehová sobre cosas que no se han de hacer, y obrare contra alguno de ellos; Levítico 4:1,2

Todo el capítulo 4 trata sobre el asunto, tratando la situación según la dignidad de quien erró, pero en todos ellos se destaca,

Y le quitará todo el sebo, y harálo arder sobre el altar…

¿Qué significa quemar el sebo?

Significa quemar el hombre malo, esto por supuesto, para que no siga sacando del mal tesoro las cosas malas.

Las instrucciones de la Ley no eran simple ritual, tenían de fondo el propósito de que cada vez que un sacrificio de tal naturaleza se presentaba, las entrañas del hombre malo, de cuya abundancia habla la boca, se estaba quemando, y un hombre bueno estaba surgiendo en su lugar.

Destaca también en la lectura de Levítico 4,

Luego que fuere entendido el pecado sobre que delinquieron,…

Lo que significa que se trata de una decisión propia, personal, individual e intransferible. Aquí se completa el remedio para el pecado por error, por ignorancia o por omisión.

¿Qué tal si estamos en contra de Él y estamos desparramando?

Es necesario revisar todas las decisiones tomadas, las acciones desarrolladas, actividades, planes, proyectos, argumentos, palabras, pensamientos, todo, sin excepción.

En la revisión descubriremos detalles de cosas en las que incurrimos, ingenuamente, sin doblado ánimo, sin hipocresía, pero que nos colocaron en contra de Él, y peor aún, desparramando. Ese es el momento para quemar el sebo sobre el altar.

Un conocimiento debemos derivar de todo esto, el crecimiento y desarrollo espiritual según la fe no depende de buenas intenciones, ni aun de la pureza del corazón; depende de no traspasar los principios espirituales sobre los cuales está construido el Reino de Dios.

Los pecados por error, por ingenuidad, o por omisión, propios o familiares, pueden ser tan desastrosos como los provocados bajo el conocimiento de las leyes que las prohíben.

 

Pastor Montoya

Twitter: @pastormontoya

Tel. (407) 764-2699

www.ministerioscristorey.com

pmontoya@ministerioscristorey.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s