Lecciones de Guerra Espiritual


Derecho Legal es un término que se utiliza en liberación y guerra espiritual para referirse al derecho que Satanás obtiene para operar dentro de una comunidad de fe.

Decimos que es un derecho, porque es conforme la autorización que los hijos de la fe le otorgan para operar en su medio.

Satanás no puede obrar dentro de una comunidad de fe, aquella que está fundamentada en los principios bíblicos y espirituales del Reino de Dios y su Justicia.

Los siguientes textos lo confirman:

Sabemos que cualquiera que es nacido de Dios, no peca; mas el que es engendrado de Dios, se guarda a sí mismo, y el maligno no le toca. 1ra. Juan 5:18

 

¿Por qué maldeciré yo al que Dios no maldijo? ¿Y por qué he de execrar al que Jehová no ha execrado? Números 23:8

El texto por excelencia, el salmo 91,

EL que habita al abrigo del Altísimo, Morará bajo la sombra del Omnipotente. 2 Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; Mi Dios, en él confiaré. 3 Y Él te librará del lazo del cazador: De la peste destruidora. Salmo 91:1-3

Casos como el de Job,

Y Jehová dijo a Satán: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios, y apartado de mal? 9Y respondiendo Satán a Jehová, dijo: ¿Teme Job a Dios de balde? 10¿No le has tú cercado a él, y a su casa, y a todo lo que tiene en derredor? Al trabajo de sus manos has dado bendición; por tanto su hacienda ha crecido sobre la tierra. 11Mas extiende ahora tu mano, y toca a todo lo que tiene, y verás si no te blasfema en tu rostro. 12Y dijo Jehová a Satán: He aquí, todo lo que tiene está en tu mano: solamente no pongas tu mano sobre él. Y salióse Satán de delante de Jehová. Job 1:1-12

Y el caso del apóstol Pedro, la noche que Jesús fue entregado,

Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandaros como a trigo; Lucas 22:31

Nos muestran que Satanás no tiene permiso, ni autoridad, para actuar dentro de un medio de fe; que si se le confiere el permiso es porque derecho adquirió de parte de la comunidad.

El término no aparece como tal en el texto bíblico, aunque sí la definición de su significado. Revisamos dos textos que nos establecen el principio de la definición.

El texto de Isaías 49:24, 25

¿Será quitada la presa al valiente? o ¿libertaráse la cautividad legítima? Así empero dice Jehová: Cierto, la cautividad será quitada al valiente, y la presa del robusto será librada; y tu pleito yo lo pleitearé, y yo salvaré a tus hijos. Isaías 49:24, 25 (RVA)

La definición surge del concepto que en el texto tienen los términos, valiente (גִּבּוֹר gibbor), y, cautividad legitima (שְׁבִי צַדִּיק sebi tsadik).

El primer término, (גִּבּוֹר) gibbor, traducido en otros textos como, esforzado, poderoso, valeroso, es usado para identificar a alguien que en batalla vence a otro, o que tiene la suficiente fortaleza de ánimo para enfrentarse ante otro. El término no necesariamente alude a fortaleza física. En ese sentido, Gedeón, David son valientes,[1] como lo es Goliath.[2]

El segundo término, que es el que nos compete, (שְׁבִי צַדִּיק sebi tsadik), se refiere a la presa alcanzada por victoria, por derecho, la presa no arrebatada. Le asiste derecho para quedarse con ella.

La Septuaginta traduce esta parte, como,

¿Se quedará con el botín si se ganare incorrectamente?

Esta es la definición de derecho legal. Es un derecho ganado, otorgado por quien fue vencido, y por lo tanto toda gestión no puede ser detenida, hasta que quien entregó el botín, lo recupere nuevamente.

El versículo 25 establece el estatuto de que el derecho legal puede ser roto, por la recuperación del botín por la misma vía de cómo se perdió.

El texto de Génesis 3:14-19

Y Jehová Dios dijo a la serpiente: Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo; sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida: Génesis 3:14

Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo, No comerás de él; maldita será la tierra por amor de ti; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida; 18Espinos y cardos te producirá, y comerás hierba del campo; 19En el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra; porque de ella fuiste tomado: pues polvo eres, y al polvo serás tornado. Génesis 3:17-19

La definición de derecho legal está presente en la conjugación y comparación de las palabras dedicadas, a la serpiente, y al hombre.

Observemos detenidamente el texto. Note que a la serpiente, representante de Satanás, se le establece, polvo comerás. Al hombre se le recuerda, pues polvo eres, y al polvo serás tornado.

¿De qué se alimenta la serpiente? ¿De qué se alimenta Satanás? Se alimenta de lo que el hombre le entrega. Entiéndase, el hombre de fe.

La serpiente se alimenta de polvo, y el hombre es polvo, significa que la serpiente, representante de Satanás, se alimenta de lo que el hombre autoriza a la serpiente que haga uso de ello.

Derecho legal es la autorización que el hombre de fe le concede a Satanás de operar dentro de su comunidad y actividad. Y enfatizamos, un hombre de fe, porque como señalamos al inicio del tema, es la única comunidad donde Satanás no tiene permiso de operación.

Hablar de derecho legal en un incrédulo, en un impío, en un ateo, en uno no nacido de la Gracia del Señor es inconcebible, pues ellos están dentro del reino de las tinieblas, y Satanás tiene libre operación con ellos.

El derecho legal en liberación y expulsión de demonios es la base que Satanás tiene para tomar territorios, y establecer en ellos su gobierno de maldad.

Esto nos lleva a plantearnos una pregunta,

¿Qué sucede con los países que sufren violencia y manifiestan patrones de maldad?

Lo que hasta ahora ha sido considerado como ataques del enemigo, refiriéndonos a los escenarios de violencia y maldad que una ciudad, o país, sufren, es en realidad derechos legales adquiridos por Satanás para operar en el área.

Regiones sometidas a la opresión, tales los casos de países latinoamericanos como, Venezuela, Honduras, El Salvador, Bolivia, Perú, no sufren simples ataques satánicos sobre la región; son posicionamientos de potestades establecidos en el país con la autorización para operar.

Son derechos legales que la comunidad de fe entregó, y por los cuales las tinieblas han establecido un ambiente de violencia y maldad. Se trata de injusticias toleradas dentro del seno de la iglesia, no denunciadas, que permitieron a las tinieblas apostarse en el área.

Iglesias que se levantan unas contra otras, difamación de ministerios, rebeliones y divisiones dentro de las iglesias, tolerancia de pecado, robo y desfalco de los dineros de las ofrendas, chisme institucionalizado, tolerancia de doctrinas heréticas, son la causa del derecho legal que las comunidades de fe le han entregado a Satanás.

No basta, ni se resuelve, con concentraciones masivas, de iglesias y ministerios, para decretar. El derecho legal se fortalece, y el tiempo de posicionamiento de las tinieblas se alarga.

Como cancelar el derecho legal

El derecho legal se cancela bajo la cubierta del Señorío de Cristo, cuando el hombre o mujer de fe reconoce su desvarío, y procede a restituir el daño provocado por su desvarío. El caso de Zaqueo nos ilustra el protocolo,

Entonces Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor: He aquí, Señor, la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguno, lo vuelvo con el cuatro tanto. 9Y Jesús le dijo: Hoy ha venido la salvación a esta casa; por cuanto él también es hijo de Abraham. 10Porque el Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido. Lucas 19:8-10

Es un proceso que comienza con el arrepentimiento, pero se complementa con resarcir el daño provocado, esta última parte es la que muchos no consideran necesaria.

El principio está presente en la Ley de Moisés.

Y pagará aquello de las cosas santas en que hubiere pecado, y añadirá a ello el quinto, y lo dará al sacerdote: y el sacerdote hará expiación por él con el carnero del sacrificio por el pecado, y será perdonado. Levítico 5:16

 

O todo aquello sobre que hubiere jurado falsamente; lo restituirá, pues, por entero, y añadirá a ello la quinta parte, que ha de pagar a aquel a quien pertenece en el día de su expiación. Levítico 6:5

 

Y el que por yerro comiere cosa sagrada, añadirá a ella su quinto, y darálo al sacerdote con la cosa sagrada.          Levítico 22:14

Es necesario humillarse, y revocar el derecho legal entregado.

En guerra espiritual es de estrategia, primero, encontrar el derecho legal que Satanás ha adquirido, y por el cual está operando en tal persona, o en tal región.

Solamente tendrá victoria sobre Satanás cuando haya quitado el derecho legal que le permitió operar en el medio.

 

Pastor Pedro Montoya

Tel Cell. (407) 764-2699

Twitter: @pastormontoya

http://www.ministerioscristorey.com

[1] Jueces 6:12; I Samuel 16:18

[2] I Samuel 17:51

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s