Los otros días mientras trataba de hacer una mejor traducción al capítulo uno de Génesis, me encontré con la situación que me confrontó sobre cómo los que nos confesamos como discípulos de Jesús hemos incurrido en un abandono y alejamiento a la Palabra de Dios, sin darnos cuenta o deliberadamente querer alejarnos de ella.

Aunque la confrontación surgió por causa del versículo once, quiero comenzar a exponer partiendo de estos dos textos conocidos por muchos para que puedan entender cuál fue el golpe en mi espíritu que me ha llevado a compartir mi experiencia. El primer texto:

Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más penetrante que toda espada de dos filos: y que alcanza hasta partir el alma, y aun el espíritu, y las coyunturas y tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. Hebreos 4:12

Si la Palabra es viva, entonces traerá vida a mi existencia no importa las circunstancias que me asalten. De eso estamos todos claros. La Palabra será también medicina a mis huesos, como se lee en proverbios y en Isaías:

Porque será medicina a tu ombligo, Y tuétano a tus huesos. Proverbios 3:8

Y Jehová te pastoreará siempre, y en las sequías hartará tu alma, y engordará tus huesos; y serás como huerta de riego, y como manadero de aguas, cuyas aguas nunca faltan. Isaías 58:11

Pero, ahí surge el otro texto de los dos que mencioné al principio:

El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, derrama. Mateo 12:30

Si la Palabra es viva traerá vida, eso por supuesto asumiendo que estoy o soy con Jesús.

Pero, ¿qué sucede si no estoy con Jesús, o no estoy recogiendo con Jesús? No me malinterprete. No hablo de uno que vive en pecado, hablo de uno que tiene en orden su vida y vive bajo el señorío de Jesús, pero por ignorancia incurre en acciones que no están avaladas por el señor.

Eso fue lo que me pasó, y ahora paso a explicarle en que consistió la confrontación.

Surgió a raíz de la traducción del versículo once. La versión Reina Valera 1909 traduce de la siguiente forma:

Y dijo Dios: Produzca la tierra hierba verde, hierba que dé simiente; árbol de fruto que dé fruto según su género, que su simiente esté en él, sobre la tierra: y fue así. (RVA)

La versión Reina Valera 1960 la traduce igual sin mayores variaciones. La traducción en lenguaje actual, versión del 2003 la traduce así:

Al ver Dios tal belleza, dijo: «Quiero que haya en la tierra árboles y plantas que den fruto y semilla». ¡Y al instante se hizo así! (TLA2003)

Todas las versiones ignoran deliberadamente que más que un relato histórico, el capítulo uno de Génesis es la descripción de la grandeza de la Creación, marginando deliberadamente también la grandeza de quien la creó, Elohim, que en realidad significa Uno de Poder y Autoridad.

¡Vea cuán importante es este capítulo que en la confrontación a Job, Dios utilizó este mismo relato para corregir el opacamiento del consejo y de la sabiduría de las palabras de Job!

And Jehovah answered Job from a whirlwind, and said, 2 Who is this that darkens counsel by words without wisdom? 3 When I put clouds for your garment, And for your dark band. 10 And I established my decree on it, And I put doors and bolts on it, 11 And I said, Up to here you will come, and you will not go on, And will there stop the swelling of your waves?Ahora ciñe como varón tus lomos; Yo te preguntaré, y hazme saber tú. 4 ¿Dónde estabas cuando yo fundaba la tierra? Házmelo saber, si tienes inteligencia. 5 ¿Quién ordenó sus medidas, si lo sabes? ¿O quién extendió sobre ella cordel? 6 ¿Sobre qué están fundadas sus bazas? ¿O quién puso su piedra angular, 7 Cuando las estrellas todas del alba alababan, Y se regocijaban todos los hijos de Dios? 8 ¿Quién encerró con puertas la mar, Cuando se derramaba por fuera como saliendo de madre; 9 12 ¿Has tu mandado a la mañana en tus días? ¿Has mostrado al alba su lugar, 13 Para que ocupe los fines de la tierra, Y que sean sacudidos de ella los impíos? 14 Trasmudase como lodo bajo de sello, Y viene a estar como con vestidura: 15 Mas la luz de los impíos es quitada de ellos, Y el brazo enaltecido es quebrantado. 16 ¿Has entrado tú hasta los profundos de la mar, Y has andado escudriñando el abismo? 17 ¿Hante sido descubiertas las puertas de la muerte, Y has visto las puertas de la sombra de muerte? 18 ¿Has tú considerado hasta las anchuras de la tierra? Declara si sabes todo esto. Job 38

El versículo once es la clasificación biológica de los alimentos vegetales que Dios produjo en el tercer día para alimentar al que llegaría hasta el sexto día: Adam.

No es un relato, es una instrucción de lo que ellos debían comer, lo vemos claramente de manifiesto en el versículo 29:

Y dijo Dios: He aquí que os he dado toda hierba que da simiente, que está sobre la haz de toda la tierra; y todo árbol en que hay fruto de árbol que da simiente, seros ha para comer.

¿Cuán importante es entonces el versículo 11?

Esta es la traducción que hice de ese versículo:

Y ordenó Elohim, conciba la tierra y nazca vegetación y reverdezca. Nazca planta que germine semillas. Nazca árbol de fruto, según el fruto producido en su temporada, que su semilla esté junto con él (fruto), y que su fruto esté sobre la tierra. Y quedó así establecido.

El versículo once establece tres condiciones de los alimentos diseñados para la manutención del hombre:

  1. Que las plantas germinaran por y con semillas,
  2. Que las semillas estén con su fruto, y
  3. Que los frutos estuvieran sobre la tierra.

Ahora usted entenderá la confrontación a la que fui sometido.

¿Qué sucede con los frutos que son sin semillas? ¿Qué sucede con los alimentos que son tubérculos, o raíces, la papa, la zanahoria, la yuca y la malanga?

El Señor me recordó la experiencia de Daniel:

Test, I pray you, your servants ten days, and give us vegetables to eat, and water to drink. Daniel 1:12

The word that the known versions translate by legumes refers to the same word used in verse 11 to describe the plant that germinates seed, that its fruit develops on the earth .

The impact was greater when comparing the type of food that the Israelites used to eat in Egypt, I discover that most of them did not fulfill the conditions established in Genesis:

We remember the fish we ate in Egypt for nothing, the cucumbers (cucumbers), and the melons, and the leeks, and the onions, and the garlic. Numbers 11: 5

God through Moses made a difference between this type of food and what they would eat in the promised land:

That the land which you enter to possess it is not like the land of Egypt from which you have gone, where you sowed your seed, and watered it with your foot, like a vegetable garden . 11 The land to which you pass to possess it is a land of mountains and plains; from the rain of heaven the water must drink; Deuteronomy 11: 10,11

What are we? We are before a Word of God that we have not considered as such, living Word, that has been to many simply a historical narrative.

What do I intend to establish? That we do not eat tubers, or edible roots? No, definitely not pretend that.

I intend to confront him with the Word, as I was, that many times we have incurred in situations that have caused us to spread, or be against Jesus , [1] without really wanting it, because we have placed ourselves against what the Lord established as instruction of life.

Each one will decide what to do after reading this article, and the teachings of the apostle Paul about food, and about not judging by the things that are eaten or not eaten, will help us to be aware of our position before the Lord, but a I do believe that we will be more willing to the decisions we make.

But I want you to think about this: What did Daniel find when he decided to submit to the biblical principle? Daniel found a spiritual principle, a key, a living and effective Word , and his faith in it made them stand before the king. And in every business of wisdom and intelligence that the king demanded of them, he found them ten times better than all the magicians and astrologers that were in all his kingdom . [2]

It is the revealed Word, the faith in it and its execution that will keep us from spreading , but bringing life to all our actions. It will make our lives instruments of justice and establishment of the kingdom of God on earth.

[1] He who is not with me, against me is ; and he who does not gather with me spills.

[2] Daniel 1.19

May the Eternal God bless you and make you prosper in the land of your inheritance.

Pastor Montoya

Twitter: @pastormontoya

Tel. (407) 764-2699

www.ministerioscristorey.com

pmontoya@ministerioscristorey.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s