Hay una expresión que es citada por Saúl en relación a David que nos parece que está relacionada con la del apóstol Pablo. La expresión es las guerras de Jehová (יְהוָ֑ה מִלְחֲמֹ֣ות).

“Y dijo Saúl a David: He aquí yo te daré á Merab mi hija mayor por mujer: solamente que me seas hombre valiente, y hagas las guerras de Jehová. Mas Saúl decía: No será mi mano contra él, más la mano de los Filisteos será contra él.”               I Samuel 18:17

Expresión que es citada también por Abigail en su primer encuentro con David, y quien reconoce que David ha entendido acerca de las guerras de Jehová.

“… por cuanto mi señor hace las guerras de Jehová, y mal no se ha hallado en ti en tus días.”   1 Samuel 25:28

De hecho, el libro de Números cita la existencia de un libro de las guerras de Jehová (יְהוָ֑ה מִלְחֲמֹ֣ת בְּסֵ֖פֶר), es una cita única, pero da fe de la existencia de un libro donde se registraron las guerras que Dios ordenó.

“Por tanto se dice en el libro de las batallas de Jehová: Lo que hizo en el mar Bermejo, Y en los arroyos de Arnón:”   Números 21:14

Otra referencia similar se encuentra en el libro de Éxodo, posiblemente pueda ser sobre el mismo libro.

14 Y Jehová dijo a Moisés: Escribe esto para memoria en un libro, y di a Josué que del todo tengo de raer la memoria de Amalek de debajo del cielo.” Éxodo 17:14

Así es de que, concluimos que las armas de nuestra milicia están relacionadas con las guerras de Jehová. Debemos entender, entonces, que con el término acuñado por Pablo —las armas de nuestra milicia— el apóstol nos está remitiendo al mandamiento veterotestamentario de Dios, de ejecutar instrucciones precisas sobre cómo establecer el reino de los cielos sobre esta tierra. La causa o razón del por qué Saúl fue desechado —y David escogido— fue por no pelear las guerras de Jehová. El reconocimiento de Abigail fue de que David no peleaba por sí mismo, sino que hacia las guerras de Jehová.

No toda guerra es de Jehová, solo aquellas que Él ordenó a aquellos designados para ejecutarlas. Esto creemos que está contemplado en el pensamiento de Pablo porque él se encontró en varias oportunidades que el Espíritu le prohibió pasar a ciertas regiones.

6Y pasando a Phrygia y la provincia de Galacia, les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia. Y como vinieron a Misia, tentaron de ir a Bithynia; mas el Espíritu no les dejó. Y pasando a Misia, descendieron á Troas.” Hechos 16: 6-8

No es entrar en guerra porque debemos destruir al enemigo, es identificar las misiones que han sido asignadas y diseñar la forma —protocolo de operación— que debemos seguir para enfrentarla, disolverla o desactivarla.

2 comentarios en “Preparativos para Salir a Guerra Espiritual (audio)

  1. Bendiciones pastor.
    Asi Pastor paso con mis padres ,ellos son pastores y es una iglesia que años tras años han luchado x levantar la iglesia y nose ha podido y mi mamá ahora es la paatora y ella hay momentos que siente que no puede llevar la iglesia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s