No os engañe nadie en ninguna manera; porque no vendrá sin que venga antes la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición,    2da. Tesalonicenses 2:3

Nadie sabe exactamente lo que será la apostasía, y cómo se manifestará cuando aparezca en el mundo. Por la escaza información que tenemos y/o a que nadie se ha atrevido a hablar del tema, no se establecido la importancia y relevancia acerca del mismo. En la mayoría de los círculos académicos cristianos se cree que no pasará más de una simple deserción de la fe en masa; de hecho, la mayoría de los diccionarios bíblicos más especializados tan solo se atreven a asegurar que se tratará de una renuncia a la fe cristiana.

Lo que sí podemos asegurar es que no será algo tan sencillo, de lo contrario ninguno de los escritores sagrados hubiera tomado tiempo y espacio para escribir sobre ello. Su relevancia trascenderá los niveles regionales a tal grado que su efecto traerá a la luz el gobierno más ateo que habremos visto en años.

No es un tema nuevo, ya en los primeros años de la iglesia cristiana se trataron casos de doctrinas que se alejaron de la verdad apostólica que en su momento fueron denunciados por los respectivos apóstoles, entre ellos los más populares, Pedro, Juan y Pablo.

Para señalar algunos ejemplos. El apóstol Pedro registra los siguientes casos:

PERO hubo también falsos profetas en el pueblo, como habrá entre vosotros falsos doctores, que introducirán encubiertamente herejías de perdición, y negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos perdición acelerada. 2da. Pedro 2:1

El Señor no tarda su promesa, como algunos la tienen por tardanza; sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. 2da. Pedro 3:9

El apóstol Juan identifica grupos de personas que apostataron:

Salieron de nosotros, mas no eran de nosotros; porque si fueran de nosotros, hubieran cierto permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestase que todos no son de nosotros. 1ra. Juan 2:19

Cualquiera que se rebela, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios: el que persevera en la doctrina de Cristo, el tal tiene al Padre y al Hijo. 2da. Juan 9

Finalmente, el apóstol Pablo advierte de las siguientes doctrinas:

Porque el amor del dinero es la raíz de todos los males: el cual codiciando algunos, se descaminaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores. 1ra. Timoteo 6:10

La cual profesando algunos, fueron descaminados acerca de la fe. La gracia sea contigo. Amén. 1ra. Timoteo 6:21

Que se han descaminado de la verdad, diciendo que la resurrección es ya hecha, y trastornan la fe de algunos. 2da Timoteo 2:18

Tenemos también los casos señalados en el mensaje a las siete iglesias del Asia, descritos en el libro de Apocalipsis. Allí se señalan la doctrina de Balaam (ídem 2:14), la doctrina de los Nicolaitas (ídem 2:15), y la doctrina de la profetisa Jezabel (ídem 2:24).

Pero, todos los casos presentados anteriormente, y de seguro muchos otros, no eran parte de un movimiento apostata, generalizado, fueron casos aislados que surgieron en distintas comunidades de fe, y en diferentes regiones.

La situación que el apóstol Pablo plantea advierte del surgimiento de un movimiento que cobrará vida a nivel mundial. Esta vez no en regiones particulares solamente, sino un movimiento globalizador y que alterará la vida de muchas congregaciones de fe convirtiéndolas en centros de convergencia religiosa, invalidando entre ellas la fe y la Palabra de Dios.

¿Hay evidencias bíblicas de esto que estamos planteando? Sí, las hay, están contenidas en formas codificadas en las expresiones que se mantuvieron como refranes dentro de la iglesia y duraron muchos años. Están contenidas también en forma codificada en parábolas, en enseñanzas básicas de Jesús, en milagros específicos.

Ejemplo de refranes, son: —Mas el día del Señor vendrá como ladrón en la noche (2da. Pedro 3:10), expresión que destaca la pobre preparación espiritual que tendrá la iglesia cuando venga Jesús a la tierra nuevamente.

Otra expresión conocida es la referida en el relato de la tentación: —A sus ángeles mandará por ti, Y te alzarán en las manos (mateo 4:6; Lucas 4:10), expresión tomada del libro de los Salmos para referirse al proceso de juicio al que será sometida la iglesia, y del cual solo los justos serán librados: —Coged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; mas recoged el trigo en mi alfolí. (Mateo 13:30).

Véase también el texto de Ezequiel en el que se describe el juicio sobre Jerusalén similar al que será sometido la iglesia:

Y díjole Jehová: Pasa por medio de la ciudad, por medio de Jerusalem, y pon una señal en la frente a los hombres que gimen y que claman a causa de todas las abominaciones que se hacen en medio de ella. 5 Y a los otros dijo a mis oídos: Pasad por la ciudad en pos de él, y herid; no perdone vuestro ojo, ni tengáis misericordia. 6 Matad viejos, mozos y vírgenes, niños y mujeres, hasta que no quede ninguno: mas a todo aquel sobre el cual hubiere señal, no llegaréis; y habéis de comenzar desde mi santuario. Comenzaron pues desde los varones ancianos que estaban delante del templo. Ezequiel 9:4-6

Otra frase codificada es: —Porque es tiempo de que el juicio comience de la casa de Dios (1ra. Pedro 4:17), en donde se anuncia el tiempo de visitación —visitación es juicio también— que Dios hará justo antes de su venida para determinar quiénes fueron trigo y quienes fueron cizaña.

Hay formas codificadas en las parábolas, tales como la parábola del trigo y la cizaña (Mateo 13), la parábola de las diez vírgenes (mateo 25), en las que se destaca cómo dentro de la iglesia —las comunidades de fe— muchos serán arrastrados por este movimiento apostata que está próximo a visitar la tierra, que aunque mantengan apariencia de piedad su fin es la perdición del lloro y el crujir de dientes.

La apostasía y el anticristo

La apostasía está relacionada con la manifestación del anticristo. El apóstol Pablo identifica en el texto de encabezamiento que la apostasía ocurre antes de la manifestación del anticristo: —venga antes la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición.

El apóstol Juan también lo conecta con la presencia del anticristo:

Hijitos, ya es el último tiempo: y como vosotros habéis oído que el anticristo ha de venir, así también al presente han comenzado a ser muchos anticristos; por lo cual sabemos que es el último tiempo. (1ra. Juan 2.18).

La apostasía es la puerta de entrada, la que da pie, la que inaugura el tiempo del gobierno mundial del anticristo. Es la encargada, entonces, de disimular su presencia de los más versados en la materia para enceguecerlos y entrar sin ser denunciada. Ya anteriormente Jesús lo había advertido:

Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y darán señales grandes y prodigios; de tal manera que engañarán, si es posible, aun a los escogidos. (Mateo 24:24).

La relación que Pablo establece entre los términos anticristo e hijo de perdición, expresión esta última contenida en los evangelios y acuñada para identificar a Judas Iscariote demuestra que el anticristo saldrá de los círculos más reconocidos y aceptados tanto por el cristianismo como por el judaísmo.

Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba en tu nombre; a los que me diste, yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición; para que la Escritura se cumpliese. Juan 17:12

No os engañe nadie en ninguna manera; porque no vendrá sin que venga antes la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, 2da. Tesalonicenses 2:3

Y esto coincide también con lo que el apóstol Juan señala que Salieron de nosotros, mas no eran de nosotros (1ra. Juan 2:19).

La apostasía es un movimiento que será presentado bajo la categoría de un movimiento de restauración. En el orden de la reinterpretación exegética de las Escrituras, la línea se irá moviendo hacia una interpretación más hebrea, cultural, histórica. En los últimos años ha habido un incremento notable entre los cristianos por conocer acerca de las costumbres y la cultura judía. Con la apertura del mesianismo entre los judíos, son cada vez más los grupos cristianos que han integrado modelos judíos a su liturgia, las danzas, las expresiones, y a su enseñanza.

Las proyecciones para los próximos años es que este interés crezca y el judaísmo logre establecer academias judías entre el cristianismo, acercándolos y atrayéndolos, imponiéndoles su propio modelo de interpretación.

El profeta Ezequiel presenta una escena que se asemeja mucho a lo planteado anteriormente.

Así ha dicho Jehová de los ejércitos: En aquellos días acontecerá que diez hombres de todas las lenguas de las gentes, trabarán de la falda de un judío, diciendo: Iremos con vosotros, porque hemos oído que Dios está con vosotros. Zacarías 8:23

El apóstol Juan presenta en su primera epístola un comentario que nos parece necesario destacar porque resume la explicación que acabamos de reseñar:

¿Quién es mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Este tal es anticristo, que niega al Padre y al Hijo. 1ra. Juan 2:22

Este texto lo hemos interpretado en occidente en forma espiritual. Interpretémoslo esta vez en forma material. Juan pregunta: — ¿Quién es mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo?

Replanteemos la pregunta. ¿Quién es el que niega que Jesús es el Cristo? La respuesta es: El pueblo judío. Sabemos, y no es necesario probarlo, que el pueblo judío se ha aferrado y ha mantenido la creencia farisaica de que Jesús no es el Cristo. Todas las profecías que para los cristianos las hemos visto cumplidas en Jesús, ellos todavía están esperando el cumplimiento de ellas.

Así que si el pueblo cristiano se sigue acercando más hacia el mesianismo, atraídos por las costumbres, por una interpretación más cónsona con la realidad hebrea, llegará el momento —ya lo vemos— que comunidades de fe enteras se convertirán más bien en comunidades judeo-cristianas que sin percatarse serán absorbidos por una exegesis hebrea, más que cristológica.

Aunque ahora suene ridículo pensar que podría llegar el momento que una comunidad de fe niegue que Jesús sea el Cristo, la experiencia histórica nos ha demostrado que el tiempo puede hacer que las personas cambien de su forma de pensar. De seguro que usted conoció de pastores que predicaron de la segunda venida de Jesús que ahora predican acerca del preterismo, asegurando que Jesús ya vino.

El peligro de que la iglesia cristiana se siga acercando al judaísmo mesiánico consiste en que las comunidades de fe importen juntamente con los modelos exegéticos judíos, las tradiciones judías que las nutre, y ya está demostrado que muchas de estas interpretaciones pueden invalidar la Palabra de Dios.

Así habéis invalidado el mandamiento de Dios por vuestra tradición. 7 Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, diciendo: 8 Este pueblo de labios me honra; Mas su corazón lejos está de mí. 9 Mas en vano me honran, Enseñando doctrinas y mandamientos de hombres. (Mateo 15:6; Marcos 7:13).

La apostasía es un movimiento de convergencia escolástica que tendrá acceso a cuanto recurso dialectico se le permita para llevar a cabo alianzas sincréticas para así alcanzar a aquellos que hasta ahora han sido inalcanzables por considerar al cristianismo la religión de las clases pobres y abandonados.

La postura que la apostasía promueve gira en torno a la humanidad de Jesús y su sometimiento al proceso humano. Desvirtúa que su presencia física corresponda a la de un ser humano promedio. No solo se trata de crear una imagen holográfica de un Jesús simbólico, sino que se pretende desvanecer la obra de la cruz.

El ataque es claro, si Jesús no se encarnó, tampoco resucitó, pues un espíritu u holograma no pudo haber muerto y resucitado; de ser así, como el apóstol Pablo lo denunció en su tiempo, si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe. (1ra. Corintios 15:14).

La apostasía busca también desvirtuar la autoridad y capacidad de Jesús para salvar. Recordemos que fue precisamente por haberse despojado a sí mismo, según Pablo lo establece en su epístola a los Filipenses, que le fue dado un nombre que es sobre todo nombre, Para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y de los que en la tierra, y de los que debajo de la tierra; 11 Y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, a la gloria de Dios Padre. (Ídem 2:6-11).

Si Jesús no se encarnó y no fue sometido al proceso humano de la formación, no podría ni estaría en la capacidad de salvar, y su presencia solo sería y serviría para inspirar una fe ficticia, pues su muerte en la cruz no sería la paga del pecado. (Romanos 6:23)

Era necesario que un hombre muriese por el pueblo (Juan 18:14). Para que se estableciera el proceso inverso de la caída y se lograra la reconciliación. Un hombre justo y sin pecado de quien Dios tuviera contentamiento. Si por el delito de aquel uno murieron los muchos, mucho más abundó la gracia de Dios a los muchos, y el don por la gracia de un hombre, Jesucristo. (Romanos 5:15). Pablo lo explica magistralmente casi en todas sus epístolas.

De consiguiente, vino la reconciliación por uno, así como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, y la muerte así pasó a todos los hombres, pues que todos pecaron. Romanos 5.12

Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos. 1ra. Corintios 15:21

Así que es claro, la postura doctrinal de la apostasía está sustentada por una interpretación exegética que no acepta que Jesús es el Cristo. El atractivo que ofrece un mesianismo judío como parte de la restauración del culto y de la liturgia puede verse afectado por el trasiego de los modelos hebreos de interpretación que promueven el proselitismo más que el discipulado.

Y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo es venido en carne, no es de Dios: y éste es el espíritu del anticristo, del cual vosotros habéis oído que ha de venir, y que ahora ya está en el mundo. 1ra. Juan 4:3

¿Tan necios sois? ¿Habiendo comenzado por el Espíritu, ahora os perfeccionáis por la carne? Gálatas 3:3

Si revisamos los evangelios notaremos que esta postura es la misma que sostenían los fariseos de la época: — ¿Cómo te haces a ti mismo Dios?

Respondiéronle los judíos, diciendo: Por buena obra no te apedreamos, sino por la blasfemia; y porque tú, siendo hombre, te haces Dios. Juan 10:33

Jesús le dijo: Tú lo has dicho: y aun os digo, que desde ahora habéis de ver al Hijo del hombre sentado a la diestra de la potencia de Dios, y que viene en las nubes del cielo. 65 Entonces el pontífice rasgó sus vestidos, diciendo: Blasfemado ha: ¿qué más necesidad tenemos de testigos? He aquí, ahora habéis oído su blasfemia. Mateo 26:64

Otro punto que es necesario discutir es el que Pablo plantea en cuanto al aspecto religioso del anticristo como líder prominente de la unión judeo-cristiana. Pablo explica:

Oponiéndose, y levantándose contra todo lo que se llama Dios, o que se adora; tanto que se asiente en el templo de Dios como Dios, haciéndose parecer Dios. 2da. Tesalonicenses 2:4

Porque muchos engañadores son entrados en el mundo, los cuales no confiesan que Jesucristo ha venido en carne. Este tal el engañador es, y el anticristo. 2da. Juan 7

El anticristo es un líder reconocido y aceptado tanto por las vertientes cristianas como por el judaísmo. El texto no asegura que el sentarse en el templo de Dios lo haga por imposición. Nosotros lo hemos entendido así.

A diferencia de las veces que un emperador pagano ha intentado alterar el orden del culto en el templo, tal el caso de Antíoco Epífanes, y aun el emperador romano Trajano, donde se quisieron imponer por la fuerza, el anticristo lo hará por el reconocimiento y aceptación que habrá logrado entre el pueblo judeo-cristiano.

El anticristo es un reformador, un restaurador del culto ritual. Cancela todo tipo de culto idolátrico y reúne a todas las formas de culto en un solo culto ritual, sincrético, y se impone como el patriarca y líder mundial. El libro de apocalipsis indica que el poder de convocatoria que tendrá sobre las naciones será sin precedentes.

Y le fué dada boca que hablaba grandes cosas y blasfemias: y le fué dada potencia de obrar cuarenta y dos meses. 6 Y abrió su boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar su nombre, y su tabernáculo, y a los que moran en el cielo. 7 Y le fué dado hacer guerra contra los santos, y vencerlos. También le fué dada potencia sobre toda tribu y pueblo y lengua y gente… Y ejerce todo el poder de la primera bestia en presencia de ella; y hace a la tierra y a los moradores de ella adorar la primera bestia, cuya llaga de muerte fué curada. 13 Y hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres. 14 Y engaña a los moradores de la tierra por las señales que le ha sido dado hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que hagan la imagen de la bestia que tiene la herida de cuchillo, y vivió. 15 Y le fué dado que diese espíritu a la imagen de la bestia, para que la imagen de la bestia hable; y hará que cualesquiera que no adoraren la imagen de la bestia sean muertos. 16 Y hacía que a todos, a los pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y siervos, se pusiese una marca en su mano derecha, o en sus frentes: 17 Y que ninguno pudiese comprar o vender, sino el que tuviera la señal, o el nombre de la bestia, o el número de su nombre. Apocalipsis 13:5-7; 12-17

EMPERO el Espíritu dice manifiestamente, que en los venideros tiempos alguno apostatarán de la fe escuchando a espíritus de error y a doctrinas de demonios; 2 Que con hipocresía hablarán mentira, teniendo cauterizada la conciencia. 3 Que prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de las viandas que Dios crió para que con hacimiento de gracias participasen de ellas los fieles, y los que han conocido la verdad. 1ra. Timoteo 4:1,2

La apostasía y el sello de la bestia: 666

El numero 666 es conocido en las Escrituras como el sello de la bestia. Se trata de una forma electrónica de identificación personal. El texto de Apocalipsis indica que ninguno pudiese comprar o vender, sino el que tuviera la señal, o el nombre de la bestia, o el número de su nombre. Está claro en el texto el proceso de verificación de identidad que se le ha asignado.

Este sello —forma electrónica de identificación—operará integrado a los modelos de telefonía móvil que usamos actualmente.

Observemos por qué la Biblia usa el número 666, es un dato electrónico que explica la forma de operación de los sistemas de telefonía móvil.

En 1980, la FCC decidió dar una licencia de dos portadoras comunes por área de servicio. La idea era eliminar la posibilidad de un monopolio y proporcionar las ventajas que generalmente acompañan un ambiente competitivo. Surgieron dos sistemas de distribución de frecuencia, cada uno con su propio grupo de canales, sistema A y sistema B, para compartir el espectro de la frecuencia distribuida. El sistema A se definió para las compañías inalámbricas y el sistema B se definió para las compañías con líneas alámbricas.

El sistema de servicio de Telefonía Móvil Avanzado (AMPS) usa una banda de frecuencia de 20 MHz compuesta de 666 canales con espacios, entre canales de 30 KHz. El concepto básico de radio celular es muy sencillo: cada área se divide en celdas (células) hexagonales que encastran juntas para poder formar un patrón de panal. Se eligió la forma de hexágono porque proporciona la transmisión más efectiva aproximada a, un patrón circular, mientras elimina espacios presentes entre los círculos adyacentes. Una célula se define por su tamaño físico y, lo más importante, por el tamaño de su población y patrones de tráfico.

El número de células por sistema lo define el proveedor y lo establece de acuerdo a los patrones de tráfico anticipados. Cada área geográfica del servicio móvil se distribuye en 666 canales de radio celular. Cada transceptor con un área envolvente tiene un subconjunto fijo de 666 canales de radio disponibles, basados en el flujo de tráfico anticipado. (Tomado de TELEFONÍA CELULAR, http://www.monografias.com/trabajos11/telefcel/telefcel.shtml)

Muchos de nosotros estamos creyendo y esperando que el número 666 es un nano chip colocado debajo de la piel, en la mano o en la frente. De hecho, muchos vimos el cumplimiento de la Palabra cuando el presidente norteamericano Barak Obama pretendía que fuera obligatorio su uso, al menos para efectos médicos.

Pero lo que está lejos de la imaginación es que sí, efectivamente, se trata de un chip electrónico pero integrado en los teléfonos móviles, también conocida como telefonía celular.

Este sello —forma electrónica de identificación—operará integrado a los modelos de telefonía móvil que usamos actualmente.

El sello de la bestia es un chip similar al que utilizan los teléfonos móviles celulares que es leído por los 666 canales de servicio regional. Cuando una persona viaja en automóvil por una distancia larga nunca se queda sin señal porque pasa de 666 canales de servicio de un Spot a otros 666 canales de servicio de otro spot. Es una red electrónica entretejida y distribuida en 666 canales regionales. Nunca puede escapar de ser leído.

La telefonía móvil celular ha avanzado agigantadamente en los últimos años para asegurar cobertura a todos sus usuarios. Lo que no sabíamos es que es el sistema que será utilizado para leer la identidad de quienes opten por dejarse implantar el sello.

Nos han hecho depender tanto del uso de un teléfono celular. No sólo sirve para hacer o recibir llamadas telefónicas, recibimos y enviamos mensajes de texto, y aún de voz. Tomamos fotografías, y las compartimos con otras personas. Accedemos a nuestras cuentas de correo electrónico. Accedemos a cuanta página social existe. Facebook, YouTube, entre otras, están al alcance de un clic, y no sólo para verlas, podemos subir datos y vídeos con la mayor facilidad.

¿Y qué de las aplicaciones? Nos gustan, las usamos todo el tiempo. Accedemos a cuentas de bancos, podemos enviar dinero, pagar y recibir pagos, hacer transferencia, depositar cheques tan sólo tomándole una fotografia. Comprar boletos de avión, hacer reservaciones de hotel. Aún en las iglesias es común ver hoy a personas que no portan Biblia sino que usan las aplicaciones en su teléfono celular para leer los textos de los que se predica.

Algunas personas no han visto el punto de no retorno al que hemos llegado, y al que nos hemos acostumbrado tanto, al grado de que hemos supeditado nuestras existencias a tales adelantos.

Para aquellas personas que pudiéramos decir, —yo no me someteré a esos procesos, tengo que decirle, que ya los estamos usando. Observe por ejemplo el incremento en los negocios de las herramientas electrónicas. Pocos son los que pagan efectivo, la mayoría usamos tarjetas de crédito, de débito, son un chip de lectura. Ingresan a nuestras cuentas cada vez que deslizamos la tarjeta por el lector, y sustraen dinero de nuestras cuentas.

De seguro que usted habrá visto también cómo en los aeropuertos las personas presentan su celular para que el lector del punto de identificación lea su pase de abordar. Nos están mudando a los sistemas de lectura electrónica, y nosotros nos acomodamos a ello.

Cada vez que utilizamos el teléfono móvil nos sumergimos en 666 canales de servicio de transmisión radial, invocando sin saberlo un sistema de gobierno que demandará devoción y sometimiento a las tinieblas.

Sí, ya estamos caminando hacia ese sistema, y nos gusta porque de alguna manera nos facilita la vida, ¿cree usted que seremos capaces de decir NO cuando el sistema se implante en su totalidad?

¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios? 1ra. Juan 5:5

Porque has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la tentación que ha de venir en todo el mundo, para probar a los que moran en la tierra. Apocalipsis 3:10

Pastor Montoya

http://www.ministerioscristorey.com

Twitter: @pastormontoya

Cel. (407) 764-2699

PayPal: ministerios.cristorey@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s