No se ha acortado la mano de Jehová para salvar.. pero, si es así, ¿Por que no salva?.. o, ¿lo hemos entendido mal..?

Sin el afán de entrar en una discusión teológica, o filosófica, hace un par de días vino a mi memoria esta frase que la leí particularmente en el libro de Números 11:23, expresión divina, reflejo de la intención de Dios de darles de comer «carne» al pueblo hebreo que en ese momento se encontraba en el desierto.

Aparece también en textos del profeta Miqueas 2:7, e Isaías 59:1. No hay duda que se trata de una expresión popularizada y bien entendida por el pueblo.

La frase lejos de ser una expresión de aliento, fortaleza, con el ánimo de levantar la moral de un pueblo decaído, era una expresión de confrontación, para recordar las memorias de las hazañas de Dios en favor de un pueblo esclavo, liberado de forma sobrenatural de la mano del faraón de Egipto.

La expresión emergía entre el pueblo en momentos cuando habían perdido la convicción de la inmanencia del Dios al cual invocaban. No pretendía alimentar la creencia de que lo inesperado podría ser hecho una realidad; por el contrario, pretendía confrontar al pueblo con su realidad, haciéndole ver que su decadencia era el resultado de haber decidido abandonar a su Dios como el único que podía salvar, y haber seguido las prácticas paganas, idolátricas, de gente que sólo quiere tener un dios que le ayude a salir de sus problemas.

«Si eres hijo de Dios, sálvate a ti mismo».. fue la expresión que se escuchó en el silencio y el dolor de la crucifixión de Jesús, expresión además de blasfémica, era la evidencia de un pueblo que había degradado a su Dios convirtiéndolo en un «solucionador de problemas».

No se ha acortado la mano de Jehová para salvar, no significa la factura que el creyente le presenta a Dios, en reproche, por las cosas que esperamos que EL solucione.. significa la convicción de que tenemos un Dios Todopoderoso, Salvador, que espera que no nos metamos en problemas innecesarios, resultado de haber dispuesto vivir nuestras vidas alejados a SU voluntad.

Si EL no ha salvado.. ¿no será que antes EL espera que reconozcamos SU señorío? Que el Creador de todo lo creado, nuestro formador, nos guíe al conocimiento de la verdad.

Pastor Montoya
http://www.ministerioscristorey.com
@pastormontoya
787-478-2577

Posted from WordPress for Android

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s