Te bendigo hombre-padre porque con tu vida, enseñanza y ejemplo les trazaste a tus hijos el camino a Dios-Padre. Hoy ellos pueden decir «Padre nuestro que estas en los cielos». Todo lo que hiciste ha tenido beneficio aunque en su momento no lo reconocieran. Te bendigo a tí, mujer, porque aunque no lo diseñaste así, te tocó ser padre para tus hijos. Tu Dios que te ve en secreto te recompense en público.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s