Las batallas que enfrentas son espirituales, no busques razones materiales, no las encontrarás, las armas que te servirán para vencer son tus convicciones. Afírmate en la forma cómo Dios te llamó, en la misión que te entregó, y en el beneficio que traerás para aquellos que has impactado con tu vida.

image

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s