No te desmoralices, mi desfallezcas por las inclemencias que te persiguen, revisa el texto bíblico y veras que tan pronto David mató a Goliat se levantó contra él una persecución tan grande que le llevó a caer en una profunda depresión, refugiado en la cueva de Adullam. ¿Sabes por qué? Era el entrenamiento intensivo para llevarlo al palacio. Te bendigo: Sean fortalecidas tus rodillas para que te mantengas de pie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s